El apoyo de los padres de familia es esencial para el éxito escolar de los alumnos

Relación padres-hijos:

1. Realizar conversaciones diarias acerca de hechos cotidianos.

2. Mostrarles expresiones de afecto.

3. Realizar comentarios en familia sobre libros, noticias del periódico, revistas, programas de televisión.

4. Visitar en familia o con miembros de la familia bibliotecas, museos, zoológicos, lugares históricos o con actividades culturales.

5. Estimular a los hijos para emplear nuevas palabras y ampliar el vocabulario.

Rutinas de la vida familiar:

1. Establecer un tiempo para el estudio en casa.

2. Implementar rutinas diarias que incluyan tiempo para comer, dormir, jugar, trabajar, estudiar y leer.

3. Tener un lugar tranquilo para estudiar y leer.

4. Mostrar interés en pasatiempos, juegos y actividades con valor educativo.

Expectativas familiares y control:

1. Dar prioridad al trabajo escolar y a la lectura en lugar de ver televisión y del ocio.

2. Generar expectativas de puntualidad.

3. Confiar en que los hijos harán las cosas lo mejor que puedan.

4. Tener preocupación por el uso correcto y apropiado del lenguaje.

5. Tener control y analizar los programas de televisión junto con los hijos.

6. Mantener conocimiento del progreso de los hijos en la escuela y de su crecimiento personal.

Es evidente que cuando un niño llega a la escuela preparado en actitud, hábito y habilidad para aprovechar al máximo la instrucción del profesor, la eficacia de éste se incrementa. Dado que los niños aprenden mejor cuando el ambiente del hogar promueve los patrones de vida familiar arriba señalados, esto también anima a la escuela a ayudar a los padres a crear un ambiente del hogar aún más positivo. Estas prácticas familiares son posibles en casi todos los hogares, sin importar el nivel educativo alcanzado por los padres o de su estatus socioeconómico.

Este apoyo desde la dinámica del hogar, al ir acompañado de una buena práctica docente dentro del aula y de una adecuada labor desde la parte directiva, seguramente llevará a la consecución de las metas. La escuela y la familia deben trabajar de manera conjunta y articulada, al hacerlo, las posibilidades de éxito en el desarrollo integral de los alumnos se multiplican.

Referencia bibliográfica: Familia y escuela, Redding Sam, INEE, 2010

ACTIVIDAD

: Queridos papitos junto a nuestro pequeño compartamos mediante gráficos una anécdota sobre las tareas virtuales.

About Author

Related posts

Cómo enseñar a los niños a disfrutar de sus emociones

Happy Kids te enseña………. Las emociones sólo se disfrutan si se conocen y si se saben interpretar. No existen emociones positivas o negativas, pero sí existen emociones útiles o perjudiciales. Las emociones perjudiciales -que también se etiquetan como negativas-, son aquellas que nos hacen sentir mal porque no sabemos...

Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *