“Happy kids” te orienta …

El vínculo afectivo es un lazo que une a una persona con otra e implica un acercamiento de tipo emocional positivo. El afecto constituye una necesidad básica del ser humano y particularmente en los niños es la base sobre la que descansa toda su educación y desarrollo. El desarrollo afectivo (emociones, sentimientos, estados de ánimo) y otras manifestaciones del comportamiento afectivo de la personalidad tienen un significado crucial en el proceso de formación del individuo.

El tono afectivo es principalmente importante en la educación de los niños pequeños, asimismo la apreciación emocional que el niño puede tener de las cosas de las personas y de las situaciones que lo rodean determina en gran medida su comportamiento, y es entonces cuando se habla de emocionalidad de su conducta.

Los niños siempre están buscando crear vínculos afectivos con los adultos que los rodean, y gracias a tanto, todas las personas que los rodean tienen un papel esencial para desempeñar y una influencia sumamente positiva.

Durante el segundo año de vida del niño, el vinculo afectivo o apego se consolidad, enriqueciéndose la   representación mental que el niño y la niña tiene con las personas que establecen este  vinculo, debido al desarrollo de su capacidades intelectuales. Las nuevas capacidades lingüísticas y mentales, que poco a poco va adquiriendo. A la vez, la progresiva adquisición de autonomía motora facilita la ampliación del ambiente físico y las relaciones sociales, haciendo también menos necesario la mediación de las figuras de apego cuando el/la niño se relaciona con otros niños o adultos y adquiriendo de esta forma, mayor autonomía. La exploración y manipulación de juguetes, los desplazamientos hacia lugares cada vez más alejados de las figuras de apego y las nuevas relaciones con otros niños cambian su mundo social.

LA DEPENDENCIA EMOCIONAL

Pero la dependencia emocional del adulto se conserva durante todo el periodo de la etapa infantil y sobre este donde transcurre el posterior desarrollo de la aspiración a ser reconocido, que va más allá y se transfiere a los niños con los cuales se relaciona ampliamente en el juego y otras actividades.

Las interacciones positivas con personas que lo cuidan de forma estable generan en el/la niño un sentimiento de bienestar y van creando una seguridad básica. Este sentimiento se ha denominado confianza básica y el fundamental no solo para el desarrollo emocional. Sino también para el desarrollo intelectual del/la niño.

Para desarrollar esta relación de amor. Necesita recibir por parte de su familia o personas que lo cuidan, demostraciones de afecto, cuidado de atención, esta actitud tiene que ser continua, diaria y estable. De este modo, el/la niño va a desarrollando seguridad y confianza y el sentimiento de ser valioso e importante.

Autor: Raquel Gómez Triguero

ACTIVIDAD:

Queridos papa y mama pegaremos una foto familiar relacionada al texto del “vinculo afectivo”

About Author

Related posts

Enseña a tus hijos a controlar la frustración

La frustración es una sensación muy común que todos hemos experimentado alguna vez y que puede llegar a controlar nuestra conducta y nos hace abandonar las metas y puede tener graves consecuencias como la depresión o la soledad. Es muy importante enseñar a los niños a controlar la frustración,...

Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *